Mi adorada

Lala de Dios ha contado conmigo para participar en unas conferencias sobre el textil. A continuación os dejo las imágenes que mañana presento para todos aquellos que no pueden venir y les interesa el tema.

Las palabras no las tengo escritas, pero más o menos con las imágenes os hacéis una idea. O no….

Las imágenes muestran la evolución de mis estampados. desde los comienzos en los que creía que sólo podían ser vectoriales, por culpa, ay! la culpa,(podemos decir como resultado de) de una profesora demasiado insistente en sus formas, y poco transigente con las de los demás.

Muestran mi cambio a mis estampados hechos con acuarelas, que es lo mío.  Y la creación de mi propio estudio, Lola San román Estudio llamado así para darle más credibilidad a la hora de llamar por teléfono a las miles de empresas textiles. Que cuando les llamaba y decía “Hola me llamo Lola San Román, y soy freelance”, un ligero resoplido sonaba al otro lado del auricular”

Había recibido un curso sobre emprendedores de Michelle Fifis, del Pattern Observer. Para mi, a día de hoy, la mejor plataforma para aprender sobre los estampados y el mercado. Y había tranajado para  Sedatex, donde tuve a la mejor jefa directa que una puede soñar, Laia Alarcón, a la que todavía, a día de hoy…., no he conocido ni visto en persona. Para que veáis que no estoy haciendo treping, solo agradeciendo.

Monté mi propio estudio y fuimos a Primer Vision (Feria textil, mejor del mundo mundial proclamada por los franceses, está en París), experiencia la cual relato con pelos y señales unos posts mas abajo.

Y después de arruinarnos, haber experimentado el mayor choque frontal del mercado en nuestras caras, también llamado bofetón, decidimos, ahorrar e ir por segunda vez. Si, así somos. Eliana y yo. Yo trabajaba, y pintaba; esta vez muy muy enfocada a la acuarela y a diferenciar mi producto de todo lo que había visto en la Feria. No tiene sentido ir a una feria si vas a presentar los mismo que los demás. Eliana hacia dibujos y cuentas y no le salía rentable volver a Europa, sobre todo si nadie nos aseguraba un éxito rotundo.

Así que me armé de valor y fui sola. Como Clint Eastwood. Pero esta vez conocía a gente y a algunos contactos y ya sabía el precio de las cosas, entre ellas de la comida que NO hay que comprar en Premier Vision.. También llevaba recién estrenada mi web. Grande y con un nombre. También llevaba recién estrenada mi web. Grande y con un nombre. A nivel internacional es fundamental, imprenscindible, la única tarjeta de visita que tienes que tener si te dedicas a esto.”

(Punto aparte: La web funcionó mucho mejor de lo que esperaba. Es cierto que llegué a mas contactos de los que nunca hubiera soñado gracias a la web. También es cierto que hice muchas cosas que no tenía que haber hecho con ella. Invertí mas dinero del que debía en funciones que nadie me había pedido; todavía no había aprendido la máxima de: si nadie te lo ha pedido, ni te lo han querido comprar ¿en qué momento se te ocurre hacer una plataforma para vender el producto que nadie te ha preguntado por?. Si, puse una tienda on line que nunca se estrenó a sí misma, nadie nunca jamás compró. Y yo me habría ahorrado una pasta….si hubiese esperado a ver qué demandaba la gente: máxima del vendedor: escucha lo que quieren: dáselo.)

En PV 2ª edición (feria textil)  Alicia y Fernando me ayudaron siempre que podían. Representaba además a otras maravillosas diseñadoras, para así tener mas producto y asegurarme un gran nivel de trabajo . Moniquilla, Cristina Maser, Nuria Navarro. Auténticas cracks de las imágenes.

Si o no funcionó, es decir, vendí, pero no lo sufciente como para ahorrar o pensar en volver. Los compañeros me hablaban de que si volvía ya me hacía un nombre estable, y que entonces es cuando los clientes confían en ti. Pero para mi y mi familia ( con dos hijos devorando la nevera y enamorados de las extraescolares, el nuevo negocio de los coles) como que imposible en pensar en los clientes y en su confianza.

Y busqué trabajo, estable, diario, pagado, con nómina y compañeros, que no te hacen la ola, y comida tupper. En esta tarea me ayudó lo que más instagram y alguien que quiere que funcionen las cosas cuando ve posibilidades: Uno que me llamó de Recursos Humanos para una súper empresa no ubicada en Madrid y que me pidió el portfolio. Y cuando yo le mandé mis estampados, muchos de ellos vectoriales y otros en lápiz (casi imposibles de estampar debido a la trama del propio tejido) me contestó: NO, ese portfolio no, el de las acuarelas colgadas en Instagram. Tardé cero coma en cambiar todo mi portfolio por imágenes de las acuarelas. cero coma en presentarme a las futuras entrevistas sólo con un pdf de las acuarelas, cero coma dos en llevar las propias acuarelas y nada más.

En las empresas: Resulta que aprendes un montón gracias a  las personas que quieren ser generosas contigo y enseñarte todo lo que saben de producción, tejidos, escalas, colores válidos para las telas, motivos in and out de las tendencias. Aquí le doy las gracias mas profundas a Casilda Cavero Orbea. MI jefa favorita del mundo mundial. Y resulta, que trabajar en una gran empresa no es un sueño; pero que hay gente increíble que te hace crecer profesionalmente que no hubieses conocido de otra forma. Y comparas….y en esas estoy, con mis acuarelas y mis cursos y mis encargos de por la tarde…. y sueñas…..y algún día…