Ritmo, escala y color.

Antes de saber cómo hacer un estampado perfecto vamos a ver qué les distingue.

No sé si os pasa que cuando queréis ver a alguien veis a la persona por todas partes. Con lo que aprendemos es igual. Vemos lo que sabemos. Esta frase me encanta porque define muy bien lo que ocurre con los estampados. Cuando alguien te enseña cómo varían los colores según la tendencia empiezas a ver los colores tendencia en todos. Una vez aprendes cómo va cada estampado en la prenda, y qué escala tiene que ser,  te pasa más de lo mismo: Empiezas a ver estampados según a dónde se pueden aplicar. ¿Y cuándo entiendes el ritmo? De repente todo encaja. Unos motivos van con otros, unos ayudan a otros y entre todos forman una composición. Como una canción.

Crear un estampado no es hacer un dibujo y repetirlo a la derecha y a la izquierda. Esto muchas veces causa la sensación de ser una pegatina. Un estampado puede ser un dibujo muy definido como algunos prints de Hermés, o una variedad de formas casi planas y sin detalle como las de Marni o Marimekko. Mirar este estampado tan increible. Es simple no tiene grandes detalles, pero funciona: tiene movimiento, fluye, los colores están a la misma distancia, las líneas son curvas y los verdes aúpan a los rojos y a los azules. Hay un ritmo que funciona.

flores en ritmo

Ritmo en el textil.

 

Los estampados son repeticiones de motivos que van fluyendo pero con un orden. Con su equidistancia y movimiento. El ritmo es orden. Ya lo decía Sally Campbell: “All my prints are rythm, no more no less” (Pincha aquí si quieres ver más de sus textiles). El ritmo lo es todo. Es lo que crea la magia en los estampados. Lo bueno de crear una base con ritmo, con sus motivos bien ordenados y dispuestos,  con intención, es que luego los puedes ir variando según quieras. Una vez construyo una base, solo tengo que hacer espacio y poner lo que quiera. ¿Todo? todo.

Imagínate que siempre pintas las mismas hojas, y estás cansada de hacerlas. Como ya sabes qué posición tienen en tu composición, las sustituyes por un motivo que tenga mas o menos el mismo movimiento. Ejemplo: Unas olas de mar, nubes, o claro, otro tipo de hojas. Y así tus estampados van creciendo, y siendo diferentes, pero siempre tuyos, con tu estilo.

Os dejo aquí este estampado de Farrow and Ball. Las flores en un solo color creando movimiento como si crecieran. Orgánicas.

Flores

En el Curso Ritmo, Escala y color os enseño a crear una base desde donde iréis creciendo y creando todas las composiciones que queráis. Desde el paso más pequeño hasta el final. Que será casi lo más fácil; porque es cuando asimilamos nueva teoría (al principio) cuando nos sentimos abrumadas. Pero en este caso como además del qué no os enseño el cómo ( lo iréis haciendo conmigo a la vez) todo será más fácil. Es cambiar el chip y pensar más en composiciones que en dibujos.

Composicipon de color

 

Y luego como siguiente paso crear el tipo de estampado que tú quieras. Y el que decides, porque como ya tendrás tu base podrás hacer todos los que te vas imaginando o los que vas queriendo según la marca, tendencia etc. Mirar cómo poco a poco vamos creando diversos estampados para diferentes épocas y diferentes familias: Unos para selva/tropical, otros para moda infantil que son más pequeños y simples, o los de hogar con su movimiento grande y perfecto.Cuaderno de Bitácoras

Todo esto lo iremos haciendo en un cuaderno A3, para que quede constancia de todo nuestro avance, y podamos volver a el cuando estemos estancadas. Será nuestra hoja de rutas para crear nuevos y para no olvidarnos quienes somos. Miraremos nuestras influencias para volver a empezar una colección o volveré a estudiar cómo van los estampados en prenda para cambiar las escalas.

E igual de importante: me verás a mí cómo pinto todo el estampado delante de la cámara para que veas todo el proceso.

Pintar estampados es un proceso precioso. Y si creas un método, desde el paso más pequeño hasta el final, verás como no sólo nunca te atascas sino que vas creciendo y cada vez que quieras pararás, rebobinarás y sumarás algo nuevo a tus estampados. En cada paso aprenderás a meter nuevas ideas que aporten nuevos aires a tus estampados.

Todo esto y mas es lo que os enseño en mi curso de estampados.

Para que no solo aprendamos a ver, sino también para que sepamos tener un plan, y sencillamente: Seguir. Un paso detrás de otro.

“Nunca he conocido a nadie que no sepa hacer estampados; si he conocido a muchas personas que tiraron la toalla cuando se bloquearon”.

Técnicamente me he puesto a las manos de @laianavarra.audiovisual. Un estudio de grabación para mi insuperable. Tanto con el cuidado de las luces, como del sonido y por encima de todo su preocupación por que todo lo que yo pintara saliera y se viera. (¡¡¡Puso una cámara especial solo para mi pincel!!!). Nos lo hemos pasado bien, hemos aprendido una de la otra (y de todo su equipo). Ya tengo ganas de hacer más con ella.

Y también queremos saber cuál es la estructura de este curso:

·        Más de 10 horas de grabación

·        22 capítulos

·        Ejercicios que hay que hacer si o si.😊

·        Exámenes: una vez los haces se te graban en el cerebro. Pongo nota.

·        Un cuaderno A3 donde al final tendrás todo tu trabajo.

Y un seguimiento diario a través de Facebook de todo lo que cuelgues en el grupo del curso. Super importante pertenecer a una comunidad donde puedas preguntar, ver y comentar todos los pasos que vas dando.

Y poco a poco os iré contando más.

No dudéis en escribirme a lola@lolasanroman.es si tenéis cualquier duda.

Mil besos y mil gracias a todas las personas que me habéis pedido este curso, gracias a este ahora tengo una mayor conciencia de mi trabajo y de cuánto me gusta enseñar.