Las flores en el mundo textil.

En el mundo textil, las tendencias van y vienen. Hay colores, motivos y escalas que van variando. Las flores en cambio son un motivo perenne en los estampados. Hasta hace no mucho tiempo que todos los tejidos eran de flores, tanto de hombre como de mujer, era lo normal. Era un motivo pequeño, con mucha armonía y que de alguna forma siempre era feliz. Y si además le sumamos que las flores se podían hacer de cualquier color, dependiendo de la moda o de la época, todo esto hacía de ellas el motivo ideal para los comerciantes. Por que arriesgar está muy bien, pero primero te aseguras unas ventas.

Ya los egipcios utilizaban las flores para decorar y los romanos se las ponían encima dela cabeza.  De ahí a que las utilizaran para estampar o grabar pasaron solo unos cientos de años.  Las primeras estampaciones de flores fueron en la India, gracias a la técnica de la xilografía con madera. (Y así a lo maripronto me viene a la cabeza el espectacular vestido de Boticelli en el cuadro de la Primavera.)

Pero no todas las  flores son igual de apreciadas en el mundo de la estampación. Pueden ser preciosas, como orquídeas y en cambio éstas no suelen salir retratadas en textil. Hay flores que siempre salen, como las rosas, las margaritas, las hibiscus para todos los tejidos de verano, las dahlias, que en algún momento se metieron en las top five y ahí se quedaron, o las cosmos, que son mas simples y a la vez con mucho cuerpo. Una de las normas que siguen los diseñadores de prenda a la hora de escoger un tejido floral, es que las flores sean alegres. Simplemente alegres, no melancólicas, ni sensuales, ni rabiosas. Alegres. Por supuesto aquí también estamos para romper moldes, no nos olvidemos del famoso vestido de Gucci que llevaba Carlota Casiraghi que llevaba unas flores pincho que fue admirado y mega comprado.

 

Y no solo hay que tener en cuenta qué flores hacemos. Si no igual o más importante: CÓMO las pintamos.

Hay una serie de pautas que hay que seguir para asegurarnos larga vida a nuestro estampado. Cómo dibujo sus pétalos. Qué movimiento generan. Cómo pongo los colores para que me ayude a tenga más movimiento, mas ritmo. Cómo las dispongo. Crean un buen ritmo y ¿consigues movimiento?.

Todas estas pautas hacen que el diseño sea o no perfecto. Que hayamos puesto todas nuestras castañas en el asador al tenerlas en cuenta. Subir el nivel de nuestras flores. Empezamos a entender las claves para conseguir un buen estampado.  Si lo que más nos debe de preocupar es el ritmo para que el estampado fluya y tenga movimiento entonces tienes que tener cuidado de que la flor no distraiga (por esto sus pétalos no deben de ser raros, que uno destaque demasiado). Recuerda que un buen estampado es el que todas las piezas encajan una a una y que ninguna destaca por encima de las demás. Así conseguiremos una buena composición.

Es increíble como un simple motivo como son las flores puede dar tanto de si. Y cómo aprender sobre ellas, cómo dibujarlas y cómo pintarlas le da un nuevo sentido a crear estampados.

Si quieres saber algunos pasos que yo doy, te lo muestro en mi Tutorial gratuito. Me encantará que lo veas y más si me dices qué te parece.

 

Flores dibujadas

Buenas noches y mil besos.

Os dejo aquí algunas referencias de libros sobre flores.

Redouté. The book of Flowers. Taschen.

RHS Flowers the watercolor art pad. Rachel pedder Smith

Los diez mejores libros sobre flores de Elle